SISTEMA DE FRENOS: V-Brake.

" No hay cuesta abajo, por pedregosa que sea, que no puedan bajarla dos juntos (tú y tus frenos)".

Un ciclo_mensajero que usa la bici diariamente, entre coches y peatones, debe tener los frenos "niquelados".  

A continuación una explicación, con galería de fotos y vídeos para el mantenimiento de los frenos V-brake. 

La dinámica del mantenimiento de los frenos es la misma para todos los componentes de la bicicleta:

1º Desmontar, 2º Limpiar y 3º Montar.

SISTEMA DE FRENOS V-BRAKE: Desmontar, limpiar y montar.

Tiempo:

Utensilios:

  • Llave "allen" nº. 5.
  • Destornillador de cruz.
  • Cable de freno y topes metálicos.
  • Alicates para agarrar y cortar cable.
  • Lija.

Vocabulario:

- Brazos del freno.

- Retén.

- Orificios del cuadro de la bicicleta.

- Zapatas.

- Latiguillo.

- Prisionero.

- Guardapolvos.

- Muelles.

- Contratuerca de la maneta.

Galería de fotos:

ozio_gallery_nano
Ozio Gallery made with ❤ by turismo.eu/fuerteventura

PASO: DESMONTAR.

Con una mano aprieta los brazos del freno y con la otra suelta el latiguillo. Suelta el cable de las manetas de freno. Comprueba que el cable fluye bien dentro de la funda, que no está torcido ni sucio, que no tiene óxido. Cualquier problema que se detecte en esta comprobación, hay que solucionarlo (cambiar cables y/o fundas, o engrasar). OJO: las cabezas de los cables de freno son distintos para cada tipo de maneta.

Quita las zapatas de los brazos del freno con la llave Allen nº. 5. Fíjate bien como están colocadas las distintas arandelas de las zapatas. Comprueba su desgaste por si hay que cambiarlas. Lija las zapatas para que no hagan ruido.

Suelta los brazos del freno del cuadro de la bicicleta. Van agarrados con pernos de llave Allen n.º 5 y con un retén introducido en un orificio para darle tensión a los muelles que tienen estos brazos.

PASO: LIMPIAR.

Limpiar piezas que acabas de desmontar y la pista de frenado de las ruedas. Mira el artículo sobre limpieza del blog (pincha aquí). No olvides engrasar un poco los cables del freno con aceite líquido para que fluyan bien por las fundas.

PASO: MONTAR.

- Brazos del freno: Inserta los brazos del freno en el cuadro de la bicicleta. Introduce el retén del brazo en alguno de los 3 orificios que hay en el cuadro de la bicicleta. Se trata de ajustar la tensión del muelle que tiene los frenos para que se cierren y abran de forma simétrica (uniforme) entre ambos brazos. El orificio del resorte más cercano a los piñones es el que tiene menos tensión y el más lejano más tensión. En condiciones normales se utiliza el orificio central. finalmente asegura los brazos del freno mediante el perno de instalación con la llave Allen nº. 5  (VER VÍDEO). La regulación de la tensión de estos muelles también se hace a través de los pequeños tornillos que van en los laterales parte inferior del brazo (ver "ajuste tornillos").

Asegúrate de que el tornillo tensor de la maneta esté metido en ésta lo máximo posible ("bien atornillado"), para ello, afloja la contratuerca (alejarla de la maneta) y girar el tensor para introducirlo lo máximo posible en la maneta. A continuación, pasa el latiguillo del cable por el brazo del freno y aprieta el prisionero de sujeción del cable del otro brazo de freno juntando la máximo los dos brazos hasta que las zapatas tengan una separación a la llanta de 2 mm.  (VER VÍDEO). 

- Zapatas: Coloca las zapatas para que estén alineadas con la llanta. Busca que al apretar las manetas la mayor parte de la superficie de la zapata está en contacto sobre la pista de frenado. Un truco para ajustar los frenos es cambiar el orden de las arandelas que hay en las zapatas para regular la distancia entre llanta y zapatas. Intenta que la distancia entre las zapatas y la pisa de frenado sea de unos 2 o 3 milímetros, lo suficente para que la rueda gire sin verse rozada por las zapatas. Evita tener las zapatas muy retiradas de la pista de frenado que perjudiquen la eficacia del frenado.

- Manetas: Hay que regular la tensión de las manetas, lo ideal es que al accionarlas, éstas queden a media distancia entre su posición normal y el puño del manillar (nunca deben tocar los puños). Este ajuste se hace ajustando la distancia que hay entre los brazos del freno.

Ajuste fino: Sirve para acercar o alejar los brazos del freno sin tener que soltar el cable del prisionero que sujeta al brazo. También sirve para dar o quitar tensión a las manetas. Se utilizan las tuercas que hay en la maneta, si la aflojas (sacas la tuerca de la maneta), los brazos quedan más cercanos. Mira este vídeo que permite comprender muy bien el ajuste fino (pinchar aquí).

- Ajuste tornillos: Existe un tornillo por cada brazo que si lo aprietas (en el sentido de las agujas del reloj) aplicas tensión al muelle, y esto hace que la zapata se separe de la pista de frenado. En cambio, al aflojar el tornillo (en el sentido contrario a las agujas del reloj) quitas tensión al muelle, y esto hace que la zapata se acerque a la pisa de frenado. Cada vez que muevas estos tornillos, pulsa y suelta las manetas de freno para que el sistema de ajuste al ajuste fino que acabas de hacer. Tendrás que estar jugando con el ajuste de los tornillos para conseguir que ambos brazos se muevan uniformemente (tengan igual fuerza). Hay que jugar con ambos tornillos para que la distancia de las zapatas a la llanta sea la misma en ambos brazos. Luego comprueba la tensión de la maneta, si hace falta tensión, utiliza el tensor de la maneta (saca el tensor y luego aprieta la contratuerca para que ésta quede pegada a la maneta).

 Comprueba que la llanta, sobre la que hay que ajustar los frenos, esté centrada.

Finalmente, un vídeo con una explicación completa que es bastante bueno: