SELF-MECHANICAL.

"El que de ida ensucia, a la vuelta limpia".

La atmósfera urbana ensucia y desajusta los componentes móviles de tu bicicleta.

Una buena limpieza reduce reparaciones y alarga la vida de componentes. Una vez hayas lavado y secado bien la bicicleta, hay que lubricar la cadena, desviadores del cambio y resto de componentes móviles para suavizar la fricción, proteger de la oxidación y el desgaste prematuro, así como para eliminar ruidos. Estas tareas también te permitirán fijarte en el desgaste de los componentes para evaluar si es necesario sustituirlos.

Un ciclo_mensajero que usa la bici diariamente debe realizar la limpieza y lubricación, al menos, cada 2 semanas, aunque en días de lluvia, barro y polvo, hay que hacerlo diariamente.

A continuación, una explicación sobre limpieza y lubricación, enriquecida con vídeos y galería de fotos.

Los utensilios que necesitas son:

  • 2 pares de guantes de latex para no ensuciar las manos.
  • Agua, detergente (lavavajillas o champú), cepillo de cerdas suaves o esponja para enjabonar (si vas a un lavadero de coche no los necesitas).
  • Desengrasante biodegrable (se recomienda una pequeña brocha para extenderlo).
  • Trapos de algodón y papel de cocina para secar.
  • Cepillo de cerchas duras para piñones y platos (por ejemplo uno específico de piñones) y cepillo de dientes para la cadena.
  • Lubricante.
  • Alcohol (isopropilico) por si se necesita una limpieza específica de algún componente.
  • Si tienes frenos de disco: 2 bolsas para tapar frenos disco, alcohol y trapos limpios para limpiar discos.
  • Lleva estos utensilios en una bolsa de plástico para evitar manchar la mochila.
  • Lleva el kit de herramientas esenciales (llaves allen, destornillador).

Galería de fotos:

ozio_gallery_nano
Ozio Gallery made with ❤ by turismo.eu/fuerteventura